Los habitantes de Belén de Bajirá podrían enfrentar una paradójica situación: definir por consulta popular si quieren ser chocoanos o antioqueños. Esta propuesta molestó a los afrodescendientes nativos de la zona porque consideran que es una jugada política de los antioqueños para quedarse con sus tierras ricas en minerales.

Freddy Lloreda afirma que “esta es una zona donde la gente nuestra fue expulsada por la violencia, fue desplazada del territorio, y ha sido repoblada por foráneos, no solamente antioqueños sino cordobeses”.

Hace 16 años comenzó este pleito jurídico. Mientras que los antioqueños aseguran que es un corregimiento de Mutatá, los chocoanos y afrodescendientes señalan que 1947 hace parte de Rio Sucio, Chocó.

“El departamento de Antioquia pretende legalizar el despojo territorial en el departamento del Chocó en el sector de Belén de Bajirá apoderándose o aprovechando el poder político y económico que ostenta en el país”, dice Leopoldino Perea.

Publicidad

El pasado 11 de febrero, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi definió los límites entre Chocó y Antioquia. La entidad determinó que Belén de Bajirá les pertenece a los chocoanos, tal y como quedó plasmado en la ley que creó el departamento del Chocó.

“Se impone es la fuerza arrolladora de Antioquia frente a los derechos territoriales del Chocó, reconocidos por una Ley de la República”, dice Lloreda.

La exsenadora Piedad Córdoba denunció que empresarios, representado por políticos antioqueños, buscan apoderarse de Belén de Bajirá porque sus tierras son ricas en oro, níquel, cobre, petróleo y palma de aceite.
“Los recursos que se van a explotar ahí no le van a tocar al departamento de Chocó sino que inclusive muy poco a Antioquia porque van a bolsillos de quienes son realmente multinacionales de carácter privado”, dice Córdoba.

La Gobernación de Antioquia alega que durante dos décadas ha asumido la financiación de la educación, salud y seguridad de los habitantes de Belén de Bajirá y que, por ende, el territorio debe pertenecerle.