Trescientas 50 personas muertas y más de 90 mil damnificados dejó un ciclón en Myanmar, un país regido por una dictadura, asociada al narcotráfico.

Además el ciclón amenaza con desatar una hambruna en ese país, que es uno de los más pobres de Asia.

Los coches volcados, árboles caídos, cerca de 350 muertos contabilizados hasta ahora  y  los más de 90 mil damnificados,  son el resultado del ciclón Nargis que azotó a  Myanmar,   uno de los países más pobres de Asia.

Vientos de 190 kilómetros por hora, acabaron con todo a su paso, estas imágenes muestran como la fuerza del ciclón arrastró un pesado barco y lo partió, otras 3 embarcaciones se hundieron por la tormenta, y a esta hora los cuerpos de socorro aún no saben si llevaban tripulantes

En la antigua capital Rangún, las pérdidas materiales son  incalculables.

«Nunca he visto algo así».

«Me recordó cuando el huracán Katrina azotó Estados Unidos»

Hoy gran parte del país está sin agua potable, no hay electricidad ni teléfonos y escasean los alimentos.

Sin embargo nadie sabe a ciencia cierta la magnitud real de lo sucedido en Myanmar, un país sometido a la dictadura militar hace 46 años, que tenia sus esperanzas de libertad puestas en un referendo para el próximo 10 de mayo, ahora desplazado a causa de una tragedia natural.