Las campañas del Si y el No hicieron esta tarde sus últimos esfuerzos, porque mañana ya no se podrá hacer ningún acto proselitista. Aún no se conocen las cuentas de los del No, pero los del Si dicen que gastaron mucho menos de lo autorizado.

El Polo dice que se gastó más de 150 millones de su propio bolsillo y Cambio Radical menos de 300 millones.En ambos partidos éstos quedarán como pasivos porque no hay reposición de gastos.