Un reciente informe presentado por diferentes gremios da cuenta de las pérdidas económicas de los sectores como el ganadero y hotelero, además del incremento de precios de la canasta familiar a causa de la situación en la vía Villavicencio – Bogotá.

Los 30 días que completan los cierres constantes de esta vía, por los derrumbes en los kilómetros 58 y 64, dejan pérdidas millonarias en el comercio del departamento del Meta.

El sector ganadero es uno de los más afectados, pues de esta parte del país llega a Bogotá el 70 % del ganado que consumen los capitalinos.

Centenares de reservas han sido canceladas en todos los hoteles de la región generando incertidumbre en este sector de la economía.

El precio de algunos alimentos que llegan a la Central de Abastos de Villavicencio procedentes del interior del país ha aumentado.

Las personas que necesitan viajar también se ven afectadas por los cierres de la vía, pues tienen que viajar por la vía alterna aumentando en ocho horas el recorrido al igual que el precio del tiquete que pasa de 25.000 a 70.000 pesos por trayecto.