El coronel Mohamar Gadafi, quien hasta hace pocos años era considerado uno de los principales terroristas del mundo, hoy recibió en Libia a dos jefes de Estado.

El líder libio tiene hoy la visita del premier italiano, Silvio Berlusconi, y del presidente boliviano, Evo Morales.

Un día antes de celebrar sus 39 años en el poder, Muammar Al Gaddafí, el líder polémico de Libia, logró firmar un tratado de amistad con Silvio Berlusconi, primer ministro italiano.

Ese país pagará 200 millones de dólares a Libia durante los próximos 25 años como recompensa por tres décadas de ocupación colonial italiana  a ese territorio.

Berlusconi espera acercar de nuevo estos dos países, en donde las empresas energéticas de Italia tienen sus intereses.

Esta mañana aterrizó en Trípoli, la capital de Libia, Evo Morales para unirse a la celebración de Gaddafi.

Mientras Morales espera que su visita sea provechosa y ayude a consolidar las relaciones políticas entre ambos países, Bolivia sigue dividida.

Las violentas protestas  sacuden el país entre los seguidores del presidente y sus opositores antes de que se ratifique la fecha  para el día del referéndum constitucional.