En una UCI de Medellín continúa uno de los 5 niños que sufrieron graves quemaduras en su cuerpo durante un accidente escolar en un colegio de Itagūí, Antioquia.

Todo parecía tranquilo en este salón de clase de un colegio del municipio. La mesa en la que se hacía el experimento escolar, sin aparentes medidas de seguridad, estaba rodeada de niños y en segundos ocurrió un accidente.

La explosión del material inflamable impactó a 5 niños y una profesora que desesperada intentó apagar las llamas que rodearon el cuerpo de uno de los menores. El niño sufrió quemaduras de segundo grado.

También puedes leer: Emotiva carta del boxeador José Muñoz a su colega Luis Quiñones: un golpe lo dejó entre la vida y la muerte

“El niño está en observación por los médicos, tampoco nos han dicho que tan grave fueron a quemaduras, son de segundo grado y las están evaluando y está en observación para el tema evolución de las heridas”, cuenta Juan Francisco Mariño, padre del menor internado en la UCI.

El padre le hizo un llamado de atención a la institución educativa y a los funcionarios que autorizaron el supuesto experimento sin condiciones de seguridad.

En las últimas horas la Procuraduría abrió una indagación disciplinaria en contra de algunos funcionarios por las lesiones que sufrieron los niños