Los quirófanos de la clínica Jorge Piñeros, la emblemática de SaludCoop, ahora en poder de Esimed, se practican cirugías estéticas que termina pagando el sistema de salud.

Este es el caso de una familiar de la gerente de la IPS que por un balón gástrico sólo tuvo que hacer un copago de cien mil pesos.