El médico Jorge Felipe Ramírez, que operó al pesista olímpico Oscar Figueroa con un procedimiento de mínima invasión y le permitió al deportista seguir compitiendo, creó el Centro Latinoamericano de Entrenamiento de Mínima Invasión –CLEMI- donde médicos de diferentes países vienen a Colombia a recibir entrenamiento en estas técnicas.

“Yo hago 10 cursos de estos al año. En promedio vienen 20 médicos”, indicó el doctor Ramírez.

Estos médicos llegan y reciben una charla de inducción y luego siguen paso a paso la guía para que aprendan la técnica con más horas de práctica.

“Se hace un entrenamiento en simuladores, posteriormente en cadáveres”, contó Ramírez.

Publicidad

En los cadáveres aplican conocimientos y así adquieren herramientas para poder operar con responsabilidad a los pacientes.