El gremio de los transportadores de carga asegura que el gobierno no está haciendo su trabajo contra la sobreoferta de camiones, pues en vez de eliminar las licencias de los carros ya chatarrizados conserva la posibilidad de otorgar otra vez sus cupos.