Según cifras oficiales del Ministerio de Salud, en 2020, solo el 36.1% de los niños menores de seis meses, recibieron como único alimento leche materna en Colombia, cuando la meta sugerida por la OMS es el 50% como mínimo.

Para Marcela Pinzón Scarpeta, fonoaudióloga bogotana, experta en motricidad orofacial egresada de la Universidad Nacional de Colombia, promover la lactancia materna como forma ideal de alimentar al bebé, proteger y estimular el sano desarrollo psico-afectivo del binomio madre e hijo, desarrollar campañas informativas y pedagógicas que integren el núcleo familiar para cambiar conductas erróneas y desactualizadas, se ha convertido en su mayor motivación y proyecto de vida.

Le puede interesar: Canadá prohíbe comercio de artículos de lujo con Rusia

Como pionera, desde un enfoque integral ha desarrollado iniciativas y campañas sociales para beneficiar a la población menos favorecida: durante cuatro años consecutivos – entre el 2017 y el 2020- fue la gestora de “Lacta al Parque”, un evento al aire libre totalmente gratuito cuyo objetivo fue capacitar y crear grupos de apoyo en lactancia para madres.

La llegada del Covid 19 frenó la realización anual de esta actividad. El auge de la virtualidad en plena pandemia y el creciente número de casos de madres de escasos recursos que buscaban ayuda y asesoría, fue el motor que impulsó a Marcela Pinzón para diseñar la primera línea gratuita de asesoría 24 horas en Colombia, la cual es atendida en el Whats App 3006354281 por promotores de lactancia que cuentan con el conocimiento y experiencia para acompañar a las madres y resolver cualquier clase de duda e inquietud que ellas tengan.

La necesidad que dio origen a una noble causa

Desde sus primeros años de práctica profesional desarrolló un vínculo especial con los bebés internados en UCIS neonatales, quienes por diferentes patologías no podían adaptarse normalmente al proceso de lactancia materna. Por lo general, la teoría se quedaba corta para darle tratamiento y solución oportuna a cada caso y tanto ella como los pediatras a cargo se quedaban con una gran sensación de desaliento y frustración.

Le recomendamos leer: Condenan a 6 años de cárcel a exfuncionaria de la SuperSalud por favorecer a entidades del sector

Sin embargo, decidió ir más allá de lo aprendido e inició un proceso de investigación individual, encontrando que un gran porcentaje de bebés presentaban problemas de succión asociados a frenillo sublingual y motricidad orofacial, pero estas patologías eran mal diagnosticadas o poco tratadas.

En consecuencia, el tema de la lactancia debía ir más allá del maneo instintivo de “eso es fácil, sáquese el pecho y póngalo”, siendo necesario darle un manejo profesional y especializado en los casos que así lo requieran.

Como parte de este esfuerzo, encontró también que en varios países los trabajadores de la salud se estaban certificando en lactancia materna, un concepto totalmente desconocido en Colombia. Buscó recursos y en 2016 obtuvo la Certificación IBCLC (siglas en inglés de International Board Certified Lactation Consultant), que otorga conocimiento específico en áreas como patologías, consejería y resolución de casos clínicos en lactancia humana.

El Consejo Internacional de Lactancia creado en Estados Unidos en 1985 es el ente que regula el ejercicio profesional de los consultores de lactancia en todo el mundo. Para postularse hay que demostrar educación avalada específica de lactancia de más de 95 horas, experiencia clínica de más de mil horas, y ser preferiblemente profesional de salud. Esta certificación deber renovarse cada cinco años, con el fin de garantizar un trabajo efectivo, acorde con las nuevas tecnologías y tratamientos que día a día van surgiendo basados en la evidencia científica.

Le puede interesar: Rusia anuncia la completa rendición de la acería Azovstal en Ucrania

Como primera fonoaudióloga IBCLC certificada en 2016 afirma “Era inusual ver una profesional de esta área vinculada a todo este proceso. Sin embargo, el estudio de casos e investigaciones comprobaron que los fonoaudiólogos al ser expertos en motricidad orofacial son los más idóneos para tratar, prevenir, evaluar, habilitar, y rehabilitar patologías asociadas al desequilibrio y función correcta de los músculos y estructuras en casos de actividades posturales inadecuadas, malos hábitos orales, o alguna disfunción en los lactantes como succión débil, preferencia al biberón o rechazo al pecho”.

Las cifras son preocupantes, en Colombia, que no es un país rico, tenemos un 36.1% de niños menores de seis meses alimentados con leche materna, uno de los índices más bajos en lactancia materna comparados con otros países de América Latina, donde se alcanza un 40 e incluso un 50%.  En un medio como el nuestro, donde tantos niños tienen dificultad para acceder a una buena alimentación, a la educación y salud, la lactancia se convierte en el mejor regalo que puede ofrecerle una madre a su bebé, ya que tiene más de 400 componentes en cada gotica de leche que le aseguran un bienestar físico, emocional y cognitivo.

No es solamente un tema de nutrición para crecer sano y fuerte, sino que además le brinda protección inmunológica contra enfermedades respiratorias, gastrointestinales y cáncer infantil. La lactancia es un regalo de salud para toda la vida.

Para la médica bogotana Marcela Pinzón Scarpeta, la lactancia es el primer paso para formar niños física y emocionalmente sanos. Para ello es necesario dar un salto desde lo instintivo hacia un manejo profesional integrado.