Luego de que se conociera que el pasado domingo arribó a Venezuela un grupo de soldados rusos, el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, calificó este hecho como «una incursión militar».

«Esta es una incursión militar en territorio venezolano, la cual no contó con la autorización de la Asamblea Nacional como establece la Constitución de Venezuela», aseguró el ministro.

Por eso, Trujillo expresó en nombre de Colombia la «más profunda preocupación y rechazó» el arribo de esas dos aeronaves militares rusas en momentos «en que ese país atraviesa un grave crisis multidimensional».

En su opinión, «el régimen de Maduro se niega a afrontar» esa crisis y «ante la evidencia (…) no duda en usar al represión para perpetuarse».

De acuerdo con el diario «El Nacional», los soldados comandados por el mayor general Vasili Tonkoshkurov, jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra ruso, llegaron a Maiquetía a bordo de dos aviones militares que también transportaban 35 toneladas de material no especificado.