La solicitud formal de Colombia, para ser sede del Mundial de Fútbol Femenino, se realizó el pasado 13 de diciembre, en cabeza de la Federación Colombiana de Fútbol.

Ahora Colombia está lista para enfrentar su prueba de fuego ante la FIFA, por la sede del Mundial de Fútbol Femenino de 2023.

La autoridad mundial del fútbol hará una inspección de estadios e infraestructura hotelera en el país, para decidir cuál de los cuatro candidatos preseleccionados, se queda con la designación, entre los que está Japón, Nueva Zelanda – Australia, y Brasil.

Por su parte la vicepresidente Marta Lucía Ramírez, quien lidera esta iniciativa, y desde su visita a Europa en el mes de junio del año pasado, hizo la solicitud en la Convención del Futbol Femenino en Francia, dijo que Colombia está preparada para acoger este magno evento.

“Tenemos estadios de calidad, que ya han acogido importantes eventos internacionales, además, una política orientada a la equidad de género, que nos ha permitido avanzar en diferentes campos. Nos honra que las mujeres sean protagonistas también en el deporte, como país tenemos atletas con todo el potencial para triunfar. Queremos, que esta sea una oportunidad para, desde Colombia, enviar un mensaje al mundo sobre el empoderamiento femenino, como una realidad y una prioridad”, señaló la alta funcionaria.

La FIFA inspeccionará los estadios y hoteles de Bogotá, Pereira, Armenia y Cartagena, en donde revisará tres componentes claves: información de riesgos, evaluación técnica y resumen de la información entregada en la oferta de cada postulado, destacando posibles problemas.