Luego de que la declaración de la Asamblea Federal de la Federación Rusa (poder legislativo), en la que advierte que cualquier agresión a Venezuela puede ser considerada por Moscú como un ataque a la paz internacional, fuera rechazada por el Gobierno colombiano, la Embajada rusa le dijo a la agencia Sputnik Mundo que esa carta fue malinterpretada por parte de Colombia. 

«La carta lo que refleja es la posición del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de la Federación Rusa y la mala interpretación que ha hecho Colombia de la misma es una pena para nosotros», indicó una fuente de la sede diplomática a la agencia y quien pidió total reserva de su nombre.

Mediante un comunicado, la Embajada de Rusia en Colombia indicó que «en ningún apartado del texto de la declaración se hace la mención específica, directa o indirecta, de la República de Colombia, de la posición expresa de su Gobierno sobre los sucesos dramáticos de Venezuela, ni de su respuesta a la crisis venezolana».

El canciller Carlos Holmes Trujillo calificó de infundadas las afirmaciones que hace la declaración, «las acusaciones contenidas en dicha declaración no corresponden a la realidad y constituyen una distorsión de la posición de Colombia».

Por su parte, la Embajada respondió, «la declaración en cuestión está dirigida, tal como dice su texto, a los Parlamentos nacionales, la Organización de las Naciones Unidas, la Unión Interparlamentaria, la Asamblea Interparlamentaria de los Estados-Parte de la Comunidad de Estados Independientes […]».

El documento finaliza asegurando que cualquier Embajada, «tiene pleno derecho en cumplimiento de las instrucciones directas del parlamento de su país a cumplir el papel de intermediario en la realización de contactos interparlamentarios» y que la solución de la crisis de Venezuela debe ser sin uso de la fuerza.