El canciller venezolano, Nicolás Maduro, calificó la ausencia  como un desprecio a la organización.

En Quito, Ecuador y sin la presencia de Colombia se reunieron los Ministros de Defensa y de Relaciones Exteriores de los países que integran Unasur con el fin de garantizar la seguridad en Sudamérica y que el acuerdo en el que se autoriza el uso de siete bases militares colombianas por parte de Estados Unidos no afecte la soberanía de los países.

Según un comunicado de la presidencia colombiana, el ministro de defensa Gabriel Silva Luján  y el canciller Jaime Bermúdez no asistieron a la reunión porque “la actitud y reciente escalada de agravios que han recibido el Gobierno y el pueblo de Colombia no permiten prever que las discusiones… se desarrollen en el tono de respeto, objetividad y equilibrio temático”, por esto el director para América del Ministerio de Relaciones Exteriores y el segundo comandante de las Fuerzas Militares asistieron en nombre del gobierno colombiano a la reunión en Quito.

Respecto a la ausencia de Colombia, el canciller de Perú, José Antonio García,  aseguró que se avanzaron en los debates: "hay una posición colombiana sobre las garantías formales que muchos países han pedido y parece ser satisfactoria". Por su parte, el canciller venezolano, dijo que es un “vacío inexplicable, un error gigantesco, un desprecio a Unasur".

El canciller Bermúdez en una carta enviada a Unasur aseguró que "las partes cumplirán sus obligaciones derivadas del presente Acuerdo de manera que concuerde con los principios de la igualdad soberana, de la integridad territorial de los Estados y de la no intervención en los asuntos internos de otros Estados”.

Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela son los países integrantes de la Unión de Naciones Suramericanas.