Todo el país siguió con sorpresa el conteo de los votos por el Sí y por el No. Hasta el último minuto pudo conseguir la mayoría cualquiera de los dos.