Colombia pidió a las Naciones Unidas supervise el cese al fuego entre las fuerzas armadas y la guerrilla de las Farc, incluso antes de que el país vote el acuerdo que es negociado para poner fin a más de medio siglo de conflicto armado.

El Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, se encuentra en Naciones Unidas para conocer el informe que el Secretario General de ese organismo entregará al Consejo de Seguridad tras las visitas técnicas realizadas a las zonas donde se concentrarán las Farc.

Jaramillo dijo que cuando se realice el referendo, la misión para supervisar el cese al fuego deberá estar ya en el terreno «garantizando a los colombianos que pueden votar libremente».

En un informe al Consejo de Seguridad, el secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon indicó que la misión operará en 140 sitios y requerirá unos 450 observadores y algunos civiles.

Publicidad