El millonario estadounidense Howard Buffett donó seis ambulancias veterinarias para socorrer a perros que acompañan a operaciones de desminado del Ejército de Colombia, que las recibió este miércoles en Bogotá.

Los seis vehículos medicalizados servirán en zonas convulsas de la región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, así como en los departamentos de Caquetá, Valle del Cauca y Antioquia, con el objetivo de mejorar la atención veterinaria de los perros que se exponen al peligro diario de las minas antipersonales.

La donación fue de 650 millones de pesos y con ella se espera «aportar una mejora en la calidad de vida y en el bienestar de nuestros agentes caninos, que día a día acompañan operaciones militares», dijo a Efe el jefe del Centro Nacional Contra Artefactos Explosivos y Minas, coronel José Antonio Pérez.

Las ambulancias están habilitadas para que el personal médico y auxiliar veterinario pueda hacer consultas, operaciones quirúrgicas y toma de exámenes de laboratorio y rayos x para así poder ayudar a reducir la mortalidad de los animales.

«Nos permite minimizar el riesgo en el transporte a un centro hospitalario veterinario en nuestros perros heridos o fallecidos en el campo de combate» añadió el oficial, que mencionó que los vehículos también apoyarán a militares o civiles si son heridos.

Atender casos como el de Iker

La idea es atender casos como el de Iker, un pastor belga que perdió hace dos años su pata derecha al pisar una mina antipersonal en el Catatumbo, región azotada por la presencia de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional y el Ejército Popular de Liberación (EPL), considerado por el Gobierno como una banda narcotraficante.

Publicidad

El soldado Diego Montenegro, guía de Iker explicó a Efe que el perro salvó la vida a 32 soldados que estaban patrullando una zona minada.

«Cuando él fue a dar con la mina lastimosamente alcanzó a moverla y le estalló (…) llegó a donde estábamos y procedimos a sacarlo, los enfermeros de combate lo canalizaron y le detuvieron la hemorragia. Gracias a Dios la mina que lo lastimó solo estaba fabricada de explosivos», explicó Montenegro.

Para este soldado, que acompaña a Iker desde que tenía nueve meses, el perro es «como un familiar más: para donde va él, voy yo».

Víctimas de explosivos

Al menos 181 personas fueron víctimas de artefactos explosivos como minas antipersonales en Colombia en el primer semestre del año, de las cuales 126 son civiles y 55 combatientes, tanto de la fuerza pública como de grupos armados, informó el lunes el Comité Internacional de la Cruz Roja en Colombia (CICR).