Esta noche la presidencia de Colombia emitió un comunicado de respuesta en el que anuncia que llevará lo que llamó amenazas de guerra a consideración de la OEA y de la ONU.