En los últimos dos años, Venezuela superó los 3 mil millones de dólares en gasto militar.

La Fuerza Aérea venezolana concentró su poder en 26 aviones F-16 y otros 24 caza Sukhoi 30, además de 50 Helicópteros de combate. Los apoyos aéreos y de abastecimientos los realiza ahora con aeronaves M-28 Skytruck.

Venezuela inició un estudio con expertos iraníes para fabricar sus propios aviones de inteligencia no tripulados.

Las unidades de superficie fueron abastecidas con 100 mil fusiles rusos de asalto y ya empezó la construcción de su propia fábrica de fusiles Kalashnikov en la ciudad de Maracay. Los soldados tienen ahora apoyo de caballería con 93 tanques AMX 30 y AMX 13 franceses. Algunos de los 78 vehículos blindados AMX y Scorpion tienen sistemas de cohetes de 160 milímetros.

Venezuela también adquirió dos submarinos nucleares. En Colombia, la Fuerza Aérea repotenció sus aviones Mirage y K-Fir, que tienen más de 30 años, adquirió 25 aviones Súper Tucano y helicópteros Arpia 3.

Las tropas de superficie cuentan con buses de 80 y 110 milímetros, vehículos blindados y 350 mil hombres, entre ellos algunas de las agrupaciones de fuerzas especiales mejor entrenadas del mundo.

La Armada cuenta con corbetas, fragatas y submarinos repotenciados.