María Isabel Nieto, exsecretaria privada de Juan Manuel Santos, se contagió por coronavirus durante una fiesta en Nueva York, su ciudad de residencia.

En una entrevista, realizada por Noticias Caracol, Nieto cuenta que sus síntomas empezaron a notarse dos días después por lo cual decidió acudir, junto con su esposo, a un médico, «teníamos tos, mucha sed. No presentábamos fiebre». 

Lo curioso de su evolución frente a los síntomas que se conocen normalmente del COVID-19, es que perdió el olfato y el gusto. 

«Yo perdí el olfato y el gusto. Eso es muy importante que lo sepan porque es un síntoma que es relativamente nuevo y también un desaliento”, indicó a este mismo medio.

Perder el olfato y el gusto no es un síntoma que todos los enfermos por coronavirus manifiesten, pero sí muy real, así lo afirma Hendrik Streeck, director del Instituto de Virología del Hospital Universitario de Bonn, quien realizó un trabajo basado en más de 100 pacientes; en una entrevista para el medio Frankfurter Allegemeine, sostuvo que “el típico paciente de Covid-19 solo muestra síntomas leves”.

Pero también añade que se muestra como síntoma  «la pérdida de olor y sabor”. El experto explica que “la diarrea también aparece en nuestras personas infectadas en el 30 por ciento de los casos, que es más común de lo que se pensaba anteriormente”.

En su estudio, el virologo dio a conocer ejemplos de casos reales donde una madre no podía oler el pañal de su hijo y «otros ya no podían oler su champú, y la comida empezó a tener un sabor insípido”.