Desde cuando el uribismo hizo pública su idea de protestar contra el proceso de paz con símbolos negros, entre ellos, la bandera de Colombia a la que se le cambiarían sus tres colores tradicionales por uno solo, la discusión política se encendió. En las redes sociales grupos sin identificar convocaron a una marcha nacional con camisetas y banderas totalmente negras para manifestar lo mismo que el Centro Democrático: oposición a las conversaciones de La Habana y rechazo a la decisión de la Corte Constitucional de darle vía libre al plebiscito.

Los convocantes invitaron a manifestarse de luto, y aparecieron imágenes como ésta (Ver video). Banderas negras que el expresidente César Gaviria, líder de la campaña por el Sí al plebiscito, calificó de apología al fascismo, el partido político creado por el dictador italiano Benito Mussolini, aliado de Hitler, que identificó su movimiento con banderas y uniformes negros.

El uso de los símbolos patrios está reglamentado en Colombia y quien no los respete se somete a unas sanciones.

“No se deben usar los símbolos patrios para esas cosas”, dijo el viceministro del Interior, Guillermo Rivera.

Publicidad

Los miembros de Centro Democrático negaron que sus militantes estuvieran tras la campaña digital de las banderas negras. En cambio, dijeron que la de ellos, era con los colores originales y una cinta de la paz de color negra sobreimpuesta.

“Nosotros rechazamos las banderas negras”, afirmó el representante a la Cámara, Edward Rodríguez.

“Eso es luto y no banderas negras”, indicó la representante a la Cámara, María Fernanda Cabal.

Pero el gobierno no parece creerles del todo.

“Tanto negro es muy raro, juzguen ustedes”, afirmó el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo.

Aún se desconocen los efectos adversos o positivos que la campaña de los colores negros producirá entre los votantes.