La mayoría de los trabajadores que se trasladaron de fondo hacia Colpensiones en los últimos años van a terminar con una mesada menor a la que creyeron, por cuenta de una mala asesoría.