Las fuerzas kurdo-árabes libraban encarnizados combates contra los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) que defendían su último reducto en Siria, en el segundo día de la batalla para terminar con el «califato» autoproclamado por esta organización ultrarradical.

Tras un ascenso fulgurante en 2014 y la proclamación de un «califato» a caballo entre Irak y Siria, el grupo EI fue perdiendo territorio, y esta última batalla marca el principio del fin territorial del grupo yihadista. 

Rodeados desde hace semanas en su último bastión en la provincia oriental de Deir Ezzor, en Siria, los últimos combatientes del EI se atrincheraron en túneles, en medio de un océano de minas, en la periferia este del pueblo de Baghuz, en la ribera oriental del Éufrates, no muy lejos de la frontera iraquí. 

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), punta de lanza en la lucha antiEI en Siria, lideran esta última batalla para sellar el fin del «califato» de la organización yihadista, acusada de perpetrar crímenes contra la Humanidad y múltiples abusos. 

«En estos momentos se están produciendo intensos combates», afirmó a la AFP, pidiendo el anonimato, un responsable de las FDS, que controlan la mayor parte de Baghuz.

«Nuestras fuerzas avanzan por dos ejes» y progresaron «cerca de un kilómetro» en una zona tampón que los separa del reducto yihadista, agregó. 

Tres miembros de esa fuerza kurdoárabe resultaron heridos, indicó otra fuente de las FDS. 

Publicidad

El último bastión del EI se resume a unas cuantas casas ubicadas al lado de un campamento informal. 

Gracias por elegir la independencia.

Recuerde que puede ver Noticias UNO los sábados, domingos y festivos a las 8:00 p.m. por el Canal 1programa ganador de nueve premios India Catalina.

El noticiero es dirigido por Cecilia Orozco y presentado por Mábel LaraGermán Arango y Cristina Hurtado.

Lea aquí más informes de Noticias UNO