Empieza la puja tradicional de final de año por el salario mínimo que regirá a partir de enero de 2017. También como es tradicional, las centrales obreras piden subir el salario mínimo al doble de lo que ofrecen algunos gremios.