Mañana la Registraduría recibirá para verificación las firmas que respaldan un tercer período para el presidente Álvaro Uribe.

Los promotores recolectaron más de cinco millones de firmas que llevarán mañana en ocho camiones blindados de valores. Al mejor estilo del resultado de los premios Óscar.

Mañana, cuando los promotores del referendo para la reelección presidencial entreguen las cinco millones de firmas que han obtenido en apoyo a su iniciativa, comienza una verdadera carrera contra el reloj.

La primera le corresponderá a la Registraduría Nacional que tiene un mes para entregar la evaluación de las firmas.

“No tenemos ningún tipo de excusa. No es dable que pidamos una ampliación porque la ley es imperativa en el sentido de que le ordena a la Registraduría revisar las firmas en 30 días”

El presupuesto ha sido la principal preocupación, pues son tres los referendos que entran a revisión: verificar las firmas cuesta 1.600 millones de pesos.

Con todo y apretón fiscal, el Ministerio de Hacienda anunció el viernes pasado el desembolso de mil millones de pesos.

“Si usted compara los 1.600 millones de pesos que dice la Registraduría que vale el realizar los tres referendos, eso no es nada frente a los billones del presupuesto nacional”

Publicidad

Faltan aún 600 millones y el tiempo empezó a correr en contra. Es necesario contratar 420 personas y buscar una sede alterna.

“Tendremos que correr para poder lograrlo, con todas las trabas que tenemos con la ley de contratación, poder ubicar los gastos logísticos y la contratación del personal requerido”

Una vez llegan las firmas, la revisión será minuciosa. Además de verificar las condiciones de cada nombre, se revisarán las firmas y se constatará que hagan parte del censo electoral.

“El material va a revisión de los grafólogos, de las firmas que consideremos puedan ser falsas, en su nombre, en su cédula o hechos por un mismo signatario, lo que denominamos planas, y que no vengan en fotocopia o fax”

El plazo de la Registraduría vence el 11 de septiembre próximo y después de eso se inicia el proceso de aprobación de la reforma constitucional en el Congreso, cuyo plazo máximo será el 15 de diciembre.

El paso siguiente lo dará la Corte Constitucional que tiene 180 días de plazo para la revisión.  Y si es declarada exequible, se expediría un decreto reglamentario para finalmente convocar el referendo.