Así le explicó al mundo entero la secretaria del comité del Premio Nobel de Paz, Berit Reiss-Andersen, por qué el presidente colombiano Juan Manuel Santos fue merecedor del máximo galardón de la humanidad que se le otorga a una persona que busca la resolución de conflictos.

Reiss-Andersen señaló que pese a las dificultades que enfrentaron las partes en el proceso de paz durante seis años de negociación, a juicio del jurado del Premio Nobel, el presidente Santos merecía el galardón porque jamás desistió de consolidar el fin del conflicto.

“Es esperanza del Premio Nobel que Colombia pueda cosechar los frutos del actual proceso de paz y reconciliación de manera tal que el país pueda hacerle frente a grandes retos como la pobreza, la injusticia social y el delito del narcotráfico”, dijo Berit Reiss-Andersen.

Sin embargo, las palabras de la secretaria, con alto contenido de política internacional, enviaron un mensaje al adversario del presidente Santos, es decir, las Farc. Reiss-Andersen hizo una afirmación que casi es un mandato.

Publicidad

“La guerrilla utilizó el secuestro y el creciente tráfico de drogas para financiar su guerra”, afirmó Reiss-Andersen.

Pero del otro lado también elogió la voluntad de Timochenko no sólo para sentarse con el gobierno colombiano sino para superar las trabas de los opositores al proceso de paz.

“En esta misma línea deseo rendir homenaje al líder de la guerrilla de las Farc, Rodrigo Londoño Echeverry, por haber expresado claramente, y sin reserva, disculpas por el sufrimiento que las Farc han causado a la población civil y le ha pedido perdón al pueblo de Colombia. Este es un ejemplo a seguir”, agregó la secretaria del comité del Premio Nobel de Paz.

Reiss-Andersen exhortó, asimismo, al Congreso y a la Corte Constitucional a apoyar la paz refrendando el acuerdo.

Porque considera que la culminación de este conflicto convertirá a Colombia en una nación más justa, próspera e igualitaria.