Durante el último mes, y este mismo jueves, los estudiantes de decenas universidades en Colombia saldrán a las calles nuevamente; esta vez, pidiéndole al gobierno cumplir los acuerdos a los que habían llegado el año pasado, además, rechazarán la corrupción y el abuso policial.

Esto último por el accionar de la fuerza pública para tratar de mantener el control y el orden en diferentes sectores de la capital del país durante las marchas que se registraron la semana pasada.

Varios estudiantes universitarios se han quejado por la violencia con la que supuestamente han sido reprimidos por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de la Policía Nacional, varios videos demostrarían el exceso de fuerza por parte de los uniformados.

La misma Policía Nacional en su portal web deja en claro las funciones que cumple el grupo ESMAD: “Reaccionar, disuadir y controlar los actos violentos generados por grupos de manifestantes que pretendan alterar el orden público y el buen desarrollo de las actividades sociales de alguna zona del territorio nacional.”

Desde su creación en 1999, el Escuadrón Móvil Antidisturbios se ha visto envuelto en escándalos por el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes. Pero también varios uniformados han perdido la vida durante el ejercicio de sus funciones, es el caso del patrullero Albeiro Garibello, quien falleció por la detonación de un explosivo en la plaza de toros en Bogotá en 2017.

¿Es la policía colombiana más represiva que en otros países? Los antimotines de otros lugares tienen funciones similares que los colombianos, su indumentaria es casi parecida pero su proceder (en algunos casos) es diferente.

En Estados Unidos no existe un escuadrón anti-disturbios establecido, pero está el grupo de Respuesta estratégica (GRE) adscrito al Departamento de Policía, fue creado en el 2015. 

Publicidad

Este grupo de hombres es encargado de reaccionar cuando se presentan protestas sociales en Norteamérica, los uniformados también están capacitados para responder llamados de robos de bancos, tiroteos y hasta ataques terroristas. Los policías no llevan armamento durante las protestas sociales.

En México, el grupo antimotines cuenta con una indumentaria de protección para replegar las manifestaciones que se tornen violentas, el uso de escudos, cascos es habitual, los uniformados durante los enfrentamientos utilizan gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar las manifestaciones.

En Chile, los carabineros cuentan con un grupo llamado “Grupo Móvil”, son los encargados de contener las manifestaciones en vía pública, estos fueron creados en 1936 y su intención es garantizar el orden público.

Como son habituales en Suramérica, en Chile los grupos antidisturbios tienen escudos de protección y cascos, a diferencia de los colombianos estos no están tan protegidos con sus armaduras, ellos también utilizan gases lacrimógenos para dispersar las multitudes.

A diferencia de los países de América del Sur, en Suecia la Policía no cuenta con un grupo especializado en antidisturbios, cuando se presenta algún tipo de aglomeración, llegan uniformados sin ningún tipo de escudo llega para asegurar que no se presenten alteraciones.

Según el gobierno de ese país, ese tipo de policías con una indumentaria de protección y escudo amedrenta a los manifestantes y genera más violencia, por esa razón no existen en sus filas.

Ante estas diferencias, en Colombia se han escuchado voces en el Congreso de la República pidiendo la eliminación de ese escuadrón de uniformados que ha estado envuelto en diferentes escándalos por el uso excesivo de la violencia. ¿Debe mantenerse como está? ¿Qué cambios debería tener nuestro escuadrón antidisturbios? Es un debate que puede abrirse pronto con la propuesta del Gobierno de regular aún más la protesta social.