Si sientes que tienes varias deudas atrasadas y estás buscando salir de ellas sin tener que pedir ayuda a bancos, te damos algunos consejos de expertos.

Tener deudas no es el fin del mundo siempre y cuando se sepan manejar y se tengan controladas para no permitir que empiecen a causar estragos financieros y entres en un sobreendeudamiento.

Te recomendamos: Presupuestos: los consejos de expertos para vivir libre de deudas

Si eres de las personas que pide un crédito para pagar deudas, pero al final terminas el doble de endeudado, te aconsejamos seguir estas recomendaciones para que puedas pagar las deudas atrasadas y de esta manera tener unas finanzas personales sanas.

Razón de endeudamiento de los colombianos

Una de las razones generales por la que las personas acuden a solicitar un crédito es para cubrir otra obligación o porque presentaron una situación de emergencia.

Por otro lado, otra razón se basa en satisfacer un gusto, sea adquirir un producto, realizar un viaje o satisfacer un deseo. Aquí es donde más de uno decide usar las tarjetas de crédito pensando que son dinero de más que tiene y no analizando bien los pagos e intereses que estas generan.

Te recomendamos: Resuelve tu Deuda, el aliado de los colombianos para enfrentar la crisis económica que deja la COVID-19

Las anteriores acciones traen consecuencias como lo son los reportes negativos en centrales de riesgo y score crediticio bajo, por eso dicen por ahí que “no hay dinero más caro que el que no se tiene”.

Finalmente, cuando ya las deudas están adquiridas, es importante aceptar la responsabilidad y la situación que se tiene y, en caso de no poder cumplir con los acuerdos de pago, acudir a expertos para mejorar las finanzas y cuidar el bolsillo.

Recomendaciones para pagar  deudas con atrasos, según expertos de Resuelve tu Deuda

Si sientes que tienen un problema respecto a cumplir los acuerdos de pago de tus responsabilidades financieras, o si crees que te hace falta disciplina para ahorrar, te dejamos los siguientes consejos de Resuelve tu Deuda:

  • Lleva un presupuesto en donde se organicen las deudas de mayor a menor. De esta manera se estará liquidando la más grande primero para después destinar lo de esa deuda al pago de la de menor tamaño.
  • Revisa los gastos. En este punto se debe incluir la eliminación de todo aquello que resulte innecesario, pues lo que se destina para esos gustos se debe utilizar para el pago de lo que se debe.
  • Tener un plan de ahorro: Esta es la mejor forma para saber qué, cómo y cuándo se van a hacer los pagos. Liquidar las deudas sin un plan de ahorro resulta poco seguro, pues convierte el proceso en algo lento y complicado ya que se pueden olvidar algunos de los acuerdos que se tengan.
  • Buscar ayuda especializada: Las reparadoras de crédito logran negociaciones y descuentos que facilitarán la liquidación de las obligaciones.

Pagar deudas con una reparadora de crédito

No tengas miedo de solicitar ayuda a expertos, puesto que su servicio especializado alivia la situación ayudando a las personas que quieren y no pueden pagar sus deudas.

En la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda se negocia con los acreedores consiguiendo descuentos de hasta el 53%, además mientras se va pagando se va ahorrando con el plan que los expertos diseñan de acuerdo a la capacidad de pago de cada uno y de sus ingresos.

Respecto al momento exacto para acudir a una reparadora de crédito, es cuando no se tiene la posibilidad de acceder a alguna alternativa común para terminar con el estrés financiero y cuando se empieza a tener mora con los compromisos de pago.

Partiendo de lo anterior, no cabe duda que para salir de deudas es necesario tener el compromiso y la decisión de cambiar los hábitos financieros, entre ellos el reducir gastos, tener un plan de ahorro y un presupuesto mensual.

Te recomendamos: Créditos para deudores: el salvavidas en tiempos de pandemia

La adopción de estos nuevos hábitos permitirá liquidar las obligaciones de una forma rápida, eficaz y además recuperar la tranquilidad financiera para tener un nuevo inicio en el que se sepa manejar adecuadamente las finanzas personales.