El presidente Gustavo Petro Urrego ordenó traer la espada de Bolívar para el juramento de la vicepresidenta de la República, Francia Márquez Mina.

“Como presidente de Colombia le solicito a la Casa Militar traer la espada de Bolívar. Una orden del mandato popular y de este mandatario“, dijo el nuevo jefe de Estado Colombia

Posteriormente, Petro continuó con el juramento para posesionar a la nueva vicepresidenta de Colombia.

“Invocando la protección de Dios, juráis ante esta corporación que representa el pueblo de Colombia, cumplir fielmente y lealmente con los deberes que el cargo de Vicepresidenta de la República os impone de acuerdo con la Constitución y las leyes”, dijo Petro.

“Juro a Dios y al pueblo cumplir fielmente la Constitución y las leyes de Colombia, también juro ante mis ancestros y ancestras hasta que la dignidad se  haga costumbre”, juró la vicepresidenta Francia Márquez.

Duque no permitió que retiraran la espada de Bolívar

El presidente saliente, Iván Duque no permitió que se presentara la espada de Bolívar para la posesión de Gustavo Petro.

“Estamos sorprendidos con la actitud caprichosa y la falta de voluntad del presidente Duque ante la negativa de prestar la espada de Bolívar para que acompañe el acto protocolario de la transición de mando del presidente electo Gustavo Petro”, dijo a Efe la coordinadora de comunicaciones del acto, Marisol Rojas.

La funcionaria explicó que para que estos dos símbolos estuvieran en la ceremonia “se hicieron todos los trámites requeridos, se habló en el Ministerio de Cultura, en el Museo Nacional y con la Quinta de San Pedro Alejandrino”.

El Gobierno de Duque exigió pólizas, que se cumplieron, pero “ayer (sábado) a última hora al finalizar la tarde el presidente Duque dio la orden de que la espada de Bolívar no sale”.

Es capricho, no hay voluntad, no quiere prestar la espada”, insistió Rojas, que remarcó que “también le impiden a la ‘Paloma de la Paz’, del maestro Fernando Botero, de entrar a la Casa de Nariño”.