Ministros de exteriores de la Unión Europea (UE), pactaron suspender por completo el acuerdo de facilitación de visados con Rusia como represalia por la guerra de Ucrania.

Por esto, ahora los ciudadanos rusos enfrentarán mayores restricciones para poder entrar en la Unión Europea.

Le puede interesar: Putin y Gorbachov, una relación de amor y odio

Este acuerdo ya estaba parcialmente suspendido para determinados grupos de personas, como políticos o empresarios, precisó el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

Sumado a esto, Borrel dijo que desde mediados de julio, ha habido un “incremento sustancial” de ciudadanos rusos que han viajado a la UE “para el ocio y las compras, como si no hubiera guerra en Ucrania”.

Le recomendamos leer: Gobierno de EEUU acusa a Trump de haber escondido documentos clasificados

Por esto, los ministros afirmaron que esta situación no puede continuar y por eso han tomado la decisión.

Aunque la suspensión del acuerdo no supone prohibir la entrada a la UE a los ciudadanos rusos, si les obliga a presentar más documentos para obtener el visado y un encarecimiento de su precio, que aumentará de los 35 euros actuales a 80.