El coronel del Ejército Robinson González del Río, detenido en la cárcel militar de Puente Aranda por falsos positivos, y cuyas conversaciones grabadas con el magistrado Henry Villarraga produjeron la renuncia de éste al Consejo Superior de la Judicatura al ser reveladas por Noticias Uno, vuelve a ser el eje de un escándalo oficial.

La revista Semana reveló otras grabaciones suyas en las que se evidencia cómo él y otros personajes manipulan contratos de las Fuerzas Armadas para quedarse con una parte del dinero y repartir otra parte entre otros.

Publicidad