Comunicado final con respecto a la información publicada por Telesurnoticias

Comunicado final con respecto a la información publicada por Telesur

- 8 de septiembre del 2017 12:50 pm

Canal 1 se permite informar a su audiencia y público en general, el siguiente comunicado oficial:

                                           COMUNICADO

NOTICIAS UNO – CANAL 1, rechaza enérgicamente la nueva manifestación de TELESUR que, en su más reciente comunicado, insiste en difamar a una de nuestras periodistas sin más sustento que un audio confuso, defectuoso, de mala calidad técnica y de origen desconocido. En el único punto de ese escrito en que estamos de acuerdo es aquel en que TELESUR “llama a un debate serio y responsable sobre el ejercicio del periodismo”. Al respecto, y para empezar el análisis, recordamos, con respeto por sus gobiernos socios, que TELESUR es un canal estatal con sede en Caracas, fundado en 2005 bajo el control  del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información de Venezuela y cuyos accionistas son, actualmente, los gobiernos de Venezuela y Cuba.

No es natural a nuestro oficio calificar o descalificar el trabajo de otros medios ni pretendemos abordar esa discusión. Sin embargo, se entiende que los objetivos informativos de una cadena gubernamental distan mucho de los que caracterizan a otros canales creados, no para defender gobiernos, ideologías o partidos sino para ejercer con independencia de criterio y de intereses, el democrático derecho de difundir todas las noticias, sean estas buenas o malas, convenientes o inconvenientes para los poderes políticos de turno.

NOTICIAS UNO – CANAL 1, en concordancia con los valores y principios universales de la ética que rige el periodismo libre, se somete y solicita a TELESUR que haga lo mismo, al dictamen  de un forense acústico de renombre que sea seleccionado por un tercero con autoridad continental en el oficio de la comunicación y en la defensa de la libertad de expresión y prensa, como es la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP. El forense se encargaría de analizar la grabación que ha generado la controversia para establecer, con precisión, la verdad.  Los resultados de su examen se entregarían a la opinión pública, sean cuales sean las conclusiones a que llegue.

De esta manera se determinará la realidad de los hechos y se le pondrá punto final a un debate que, de otra manera, sería estéril y, en consecuencia, inútil.