En la vereda El Torrente, del municipio de Ituango, norte antioqueño, fue asesinado José Fernando Jaramillo Oquendo. Un grupo de hombres armados llegó hasta la vivienda de la víctima donde le quitaron la vida. El líder era integrante de la Junta de Acción Comunal de Pascuitá, y familiar del presidente de esa organización asesinado recientemente.

«Nosotros rechazamos esta situación porque no es solamente el asesinato que se viene dando que es supremamente grave, sino el daño al tejido social con la particularidad que la persona que asesinaron en Ituango también días antes habían asesinado un familiar de él, integrante de la asociaciones comunales de este municipio», indicó Over Dorado Cardona, integrante de Fecode.

Con velas, pancartas, flores, fotos de víctimas y banderas, miles de personas se unieron a la velatón en rechazo al asesinato de los líderes sociales.

Marta Inés Villa, de Corporación Región dijo, «Que la sociedad civil digamos no más asesinatos de líderes».

«No hay ninguna democracia que resista el que estemos hablando de más de 300 líderes asesinados y que esto siga día a día como si no pasara nada».

En Medellín fueron tres los sitios de concentración, el parque de los Deseos, el barrio El Poblado y la Comuna 13.

«Ser líder y liderar procesos con las víctimas no es un pecado, no es un delito, nuestra labor es una labor humanitaria, solidaria, por esencia», sostuvo Silvia Quintero, Líder de Derechos Humanos. 

Publicidad

Según marcha Patriótica en Antioquia hay por lo menos 80 líderes amenazados.