A tres días de concluir el 2018 con un triple homicidio en un bar del barrio Laureles, aumentaron a 613 las personas asesinadas en Medellín. 36 más que en todo el 2017. Líderes sociales se unieron en un plantón para rechazar la violencia y pedir respeto por la vida. Eligieron el día de los inocentes.

«Queremos resignificar esta fecha porque es una fecha cargada de dolor en la cual se conmemora una matanza, un acto triste en la humanidad. Es una fecha que a nivel internacional está cargada de dolor pero no sé en qué momento se le dio tinte de recocha, de chanza. Nosotros queremos resignificar la vida y resignificar la fecha. Decirle a la ciudad que no estamos de acuerdo con tanta violencia», indicó Mauricio Cortez, líder y artista plástico de la comuna 13 de Medellín.

Por cada víctima fatal una rosa que significa la vida, con el tallo de alambre de púas que representa la violencia y una vela encendida, como esperanza.

«Este plantón es por la vida, la esperanza, el amor, el respeto a los Derechos Humanos. Hoy los ciudadanos nos resistimos a la violencia. Por eso estamos acá rechazando todo lo que viene sucediendo, no queremos más homicidios. Nos duelen todos los homicidios en la ciudad y por eso estamos acá rechazando esta situación trabajando por la esperanza y reivindicando la vida», añadió.

Mensajes bordados, música y un águila de colores con las plumas pintadas con mensajes de renovación que habitantes de la comuna 13 plasmaron con sus anhelos para el territorio, hicieron parte del plantón.