El presidente Santos, de visita en Arauca, frontera con Venezuela, aseguró que aunque la libertad de paso de un lado al otro ha sido beneficiosa para el comercio, también ha permitido que ilegales del vecino país se queden en Colombia.

El mandatario también resaltó que el ELN continúa secuestrando agricultores y llevándolos a territorio venezolano y que mientras esto siga ocurriendo no hay ninguna posibilidad de diálogo.