En la asamblea, de los 89 sufragantes posibles en las deliberaciones, 79 congresistas votaron por el si, en este fin de semana, comentaron los delegado de la ONU, está previsto que sea redactada las nuevas bases legales para la proclamación.

Para este propósito, los observadores de la organización internacional presentaron el plan  Martti Ahtisaari que instaura una especial vigilancia con respecto a la protección de los serbios que aún vive en esta otrora provincia de la antigua Yugoslavia. Es de recordar que sus habitantes y quienes están promoviendo la independencia son pertenecientes a la etnia albanesa.

 Pero las cosas no son tan fáciles pues el presidente de Serbia, Boris Tadic,   ha dicho que por cualquier camino va hacer prevaler su soberanía sobre este territorio.

El primer ministro  Hashim Thaci, de la naciente república, ha anunciado que tiene el apoyo de naciones como Estados Unidos y de Europa Occidental.

A su vez el ministro serbio de Asuntos Exteriores, Vuk Jeremic, en audiencia ante el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas pidió a esta, la prudencia por la soberanía de la nación Serbia y respeto de la Resolución 1244 frente a cualquier intento de las instituciones kosovares de proclamar la independencia.
Agencias

Publicidad