Bueno y ya se lo contábamos al comienzo de Noticias Uno, la violencia en Bolivia no da tregua.

Militares dispararon contra manifestantes en la provincia de El Pando.

La única esperanza de que esta situación mejore está puesta en una reunión  que a esta hora sostiene el presiudente Evo Morales y el  vocero de los opositores Mario Cossío  pefecto de Tarija.

La entrada del ejército boliviano a la ciudad de Cobija, en El Pando, para mantener el estado de sitio, provocó la furia de los manifestantes, que se enfrentaron a los soldados.

Los militares arremetieron contra todo lo que encontraron a su paso, según altos funcionarios del gobierno, para mantener el orden en la zona, en la que a esta hora todavía se presentan brotes aislados de violencia.

Publicidad

Según el gobierno, nadie perdió la vida, durante las protestas de hoy, aunque algunos habitantes de Cobija, aseguraron que la cifra de muertos en los últimos tres días supera los 30.

El presidente se dirigió de nuevo a los habitantes de esa región, pidiéndoles mesura, para evitar nuevos enfrentamientos con el ejército.

El ministro del interior de Bolivia rechazo nuevamente la ayuda ofrecida por el presidente de Venezuela Hugo Chávez, quien insiste en enviar sus fuerzas militares, si se presenta algún ataque contra Evo Morales y su gobierno.