La Procuraduría le ordenó al concejo de Chía, en las afueras de Bogotá, destituir al concejal que disparó contra una casa en Bogotá y que irrespetó a la Policía cuando lo detuvo a medianoche llevando a una menor de edad en su moto.

El Concejal de Chía que fue grabado primero baleando una casa y luego en aparente embriaguez con una menos de edad a medianoche en su motocicleta fue destituido, pero insiste en su derecho a seguir ejerciendo en el Concejo.

“La sanción a imponer al señor Carlos Enrique Martínez Gallego será la destitución del cargo de concejal de Chía y la inhabilidad general para desempeñar funciones públicas por el término de 10 años”.

De esta manera la Procuraduría segunda distrital de Bogotá, sancionó al concejal de Chía, Carlos Enrique Martínez Gallego, por haber incurrido en falta gravísima al utilizar su investidura para evitar un procedimiento policial.

En un video publicado por Noticias Uno el 21 de octubre de 2012 se observa la actuación del cabildante.

El concejal Martínez habló sobre el fallo y dice que no es justa la sanción: “Me parece un fallo desproporcionado en primer lugar, 10 años de inhabilidad por el cargo que se me imputaba, me parece que es un poco desproporcionado”.

Asegura que seguirá defendiéndose y que esperará la decisión de segunda instancia porque apeló y seguirá apelando.

“Un procurador de un poco mayor jerarquía dentro de la institución y pues el evaluara y si esto no da resultado pues iré a un juzgado a demandar la decisión del procurador”, indicó el Concejal.

El cabildante dice que desconoce quién está detrás de todo esto pero que lleva la mitad de su vida trabajando y defendiendo a las personas indefensas. Por ahora será la Procuraduría delegada de vigilancia administrativa quien tome la decisión.