Entre los detalles de la diligencia, en la que el fiscal general Néstor Humberto Martínez desistió de la denuncia por injuria y calumnia contra el senador Jorge Robledo, se acordó que la procuradora presente daría la palabra para evitar alteraciones de ánimo entre los personajes.

El ambiente fue tenso pero civilizado. El senador Robledo mostró los documentos de pruebas de sus afirmaciones en tres cuadernillos en los que justificaba por qué el fiscal tendría que declararse impedido para investigar los casos Odebrecht y Navelena.

Publicidad

A su vez el fiscal contra argumentó con una respuesta del Banco Agrario que contradecía otra del mismo banco dada a Robledo. Se llegó a una conciliación, que no significa que el senador se haya retractado.

Néstor Humberto Martínez se presentó sin apoderado. El senador Robledo llevó al expresidente del Consejo de Estado, Gustavo Gómez, quién actuó como escribano del comunicado que leyó a los periodistas.

Al desistimiento que presentó el fiscal general aún le falta un pronunciamiento del magistrado que presidió la audiencia: Luis Guillermo Salazar, quien deberá compulsar copias para iniciar una investigación a fin de establecer cuál de los documentos del Banco Agrario; la respuesta al fiscal o la respuesta al senador se ajusta a la realidad.

De no darse la solicitud de investigación por parte del magistrado de oficio, la Fiscal de Martínez Neira tendría la potestad de investigar cuál documento miente, pero no habría neutralidad por lo que se haría necesario un fiscal ad-hoc.