La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia condenó a 25 años de prisión al exsenador del Partido de la U, Martín Morales Diz, al encontrarlo responsable de los delitos de concierto para delinquir, tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, tentativa de homicidio y porte de armas, y munición de uso privativo de las fuerzas armadas.

El Alto Tribunal tomó la decisión al darle credibilidad tanto a la denuncia como a la declaración que Yoiner Enrique Sánchez Gutiérrez alias ‘chiquito’, realizó en contra del excongresista Martín Morales Diz al afirmar que él junto con otro grupo de personas acordó la integración de «una organización delictiva con la finalidad de sacar del país estupefacientes desde el municipio de San Antero, Córdoba a Centroamérica».

La Corporación Judicial igualmente tuvo en cuenta las declaraciones que entregaron los exjefes paramilitares Salvatore Mancuso y Edward Cobo Tellez, alias Diego Vecino, quienes ratificaron que hubo un acuerdo con políticos para ayudarlos en sus elecciones a cambio de impulsar los proyectos del paramilitarismo.

Igualmente la Corte Suprema encontró responsable al excongresista en el atentado perpetrado contra el exalcalde de San Antero, Wilmer Pérez Padilla, el cual se concertó en una de las tantas reuniones que se hicieron entre esa «organización criminal».

Martin Morales Diz dirigió una organización criminal.

Como uno de los líderes de una organización dedicada al tráfico de estupefacientes, es que se refiere la Corte Suprema de Justicia al exsenador Morales Diz, al afirmar que por aproximadamente seis años se dedicó a coordinar el envío de drogas desde Colombia a Centroamérica.

Tráfico de Drogas

Publicidad

Según las pruebas recolectadas se evidenció que la organización criminal operó desde 2005 año en el que fungía como alcalde de ese municipio (San Antero), hasta el año 2012 fecha en la que se desempeñaba como senador.

La Corte encontró que Martin Morales Diz ayudó a sacar «del país durante 2006, tres cargamentos de cocaína por vía marítima» distribuidos de la siguiente manera «1200 kg, 1500 kg y 2000 gramos».

Indicando que para ello el pago del porcentaje de la droga se pactaba y se distribuía dependiendo del papel del exsenador.

«El pago variaba de acuerdo a si era el dueño de la droga o si ayudaba a facilitar la salida de los cargamentos de cocaína» señala la sentencia.

Agrega que el testimonio de Yoiner Enrique Sánchez Gutiérrez permitió establecer que hubo varias reuniones en las que se concretaron tanto los envíos de droga como el atentado contra el ex alcalde Pérez Padilla.

Reuniones

1.  En 2005 en el restaurante ‘Mangle Colorado’, a la que asistieron varios personas entre ellas el conductor de Morales Diz, en dicha reunión se habló sobre el envío de droga a Honduras, del cual se daría un 30% al excongresista porque era el encargado de cuadrar a la policía, en esa ocasión el cargamento fue de 1200 kg y le dieron 252 millones de pesos a Martin Morales Diz.

2. En el restaurante ‘La Potra’ donde se acordó el envío de 1500 kg, a esa reunión fue Martín Morales Diz. Esa misma noche se acordó asesinar al exalcalde Wilmer Pérez Padilla porque este le cobró el dinero que le había prestado para su campaña política.

3. En la finca del papá del excongresista, allí se repartió el dinero de las ganancias de la droga que habían logrado enviar fuera del país.

Apoyo AUC

Con base en los testimonios de los exjefes paramilitares Salvatore Mancuso y Edward Cobo Tellez alias Diego Vecino, se evidenció que Morales Diz, «fue apoyado por las AUC para llegar a la Alcaldía de San Antero».

«Acuerdo con el Bloque Montes de Maria, el cual consistió en recibir apoyo ilegal en la campaña electoral realizada en 2003» señala el fallo.

Para la Corte San Antero no fue la excepción a la situación acontecida en muchos otros municipios de Córdoba, «en donde las autodefensas elegían directamente a los candidatos.

Para la Corte San Antero no fue la excepción a la situación acontecida en muchos otros municipios de Córdoba, «en donde las autodefensas elegían directamente a los candidatos de la organización, o hicieron alianzas y llegaron a acuerdos para apoyar campañas a cambio del impulso del grupo durante la administración».

Águilas Negras

La Corte igualmente encontró que el excongresista ayudó a promover al grupo ilegal conocido como «Águilas Negras» en el territorio de Córdoba. Las cuales tenían como función proteger los cargamentos de droga que salían de San Antero, Córdoba con destino a Centroamérica.

Tentativa de homicidio y porte de armas

Finalmente la Corte declaró como responsable de tentativa de homicidio al excongresista al indicar que participó en la organización del atentado perpetrado en contra del exalcalde Wilmer Pérez Padilla, el pasado 26 de noviembre de 2006 cuando víctima de un atentado terrorista con granadas al interior de su vivienda y cuya explosión causó daños materiales.

Según se encontró la intención del atentado era «no cancelar una deuda adquirida con el ex alcalde para su campaña a la Alcaldía».