La decisión fue tomada por el juzgado 56 Penal del Circuito de Bogotá por los homicidios de los indígenas Dionila Vitonás Chiluedo y Elber Valencia Valencia.

Los acontecimientos ocurrieron el cinco de diciembre de 2002 cuando un grupo de paramilitares asesinaron en la escuela Francisco José de Caldas, en el corregimiento de Praga, municipio de Florida, en el Valle del Cauca, a las victimas que hacían parte del resguardo indígena Nashata.

Ever Veloza, sentenciado por homicidio en persona protegido, además deberá pagar una multa de  300 salarios mínimos mensuales vigentes.