Luego de aceptar cargos en la audiencia de imputación, un juez condenó a siete años y cinco meses de prisión al subintendente de la Policía Nacional Edwin Rolando Tutistar Garzón, por ser el responsable de transportar armas de fuego de corto y largo alcance para un comando del Clan del Golfo, que pretendía liberar por la fuerza a varios cabecillas de esa organización presos en una cárcel de Santander.

En noviembre del año 2012, las armas fueron transportadas desde Medellín hasta el municipio de Girón en Santander. Allí serían recogidas por un grupo de hombres para intentar la liberación de varios cabecillas.

Publicidad

Los investigadores establecieron que por transportar el material bélico, Tutistar Garzón, adscrito a la Dijin de la Policía Nacional, recibió 10 millones de pesos.

El suboficial aceptó su responsabilidad por los delitos de concierto para delinquir agravado, tráfico, fabricación o porte ilegal de armas de fuego y cohecho propio.