La Corte Suprema de Justicia encontró culpables a 14 militares por el asesinato de dos personas ocurrido en 1996.

Los militares sacaron de sus casas a dos personas "mediante el uso de la fuerza, y con el pretexto de estar cumpliendo una orden judicial" en el caserío Nuevo Carnal, municipio Fortul, Aracuca, el 8 de septiembre de 1996.

Los cuerpos fueron encontrados cerca de un río con señales de haber sido asesinados a bala y cerca de sus cuerpos “armas de corto alcance, al igual que dinamita, cartuchos para armamento largo, dos minas envueltas en una bolsa y varios panfletos de propaganda alusiva al frente Domingo Laín del ELN".

El ejército presentó a estas personas como muertos en combates con la patrulla URE DELTA "que realizaban un reconocimiento con motivo de la orden 32, proveniente del Batallón Contraguerrilla 24 y conocida como Operación Marte".

Según la Corte, "Aún en el evento de que las víctimas fueran colaboradores o integrantes de la guerrilla ello de ninguna manera facultaba a los del Ejército Nacional a sacarlos sin orden judicial de sus viviendas, tal como lo aseguraron los testigos de cargo, para luego quitarles la vida" por lo que los condenó por el delito de homicidio agravado, el teniente a 32 años de prisión; a tres cabos a 30 años; y once soldados a 28 años de prisión.

Publicidad

Además, deberán indemnizar a las familias de las víctimas, a los padres con 15 millones de pesos, y a cada uno de los hermanos, 5 millones de pesos.