Adolfo Arrieta, conocido como ‘El Monstruo de Fundación’, fue sentenciado a 53 años de Prisión por violar, asesinar e incinerar a la pequeña Génesis Rúa en Fundación, Magdalena.

Según la investigación, desarrollada por un fiscal de la Dirección Seccional Magdalena, el 28 de septiembre del año pasado, la niña de tan solo 9 años de
edad desapareció. Tiempo después, su cuerpo fue hallado en el patio de la vivienda de Arrieta García, incinerado.

El hombre de 47 años fue capturado, un día después, por la Policía y, en diferentes audiencias, admitió haber ahorcado y abusado de la infante, a quien raptó mientras ella jugaba al frente de su casa.

Por el macabro hecho, la Fiscalía le endilgó en su momento los delitos de
feminicidio agravado en concurso heterogéneo con acceso carnal violento
agravado.

Dada la gravedad de las conductas y la prohibición expresa del Código de Infancia y Adolescencia, el juez no le concedió a Arrieta García ningún beneficio.