Según las declaraciones de Yidis Medina ante la Corte,  varios funcionarios del Gobierno entre los que se encuentran el ministro de Protección Social, Diego Palacios y el actual embajador de Colombia en Italia, Sabas Pretelt, le habrían ofrecido dádivas para que votara la reelección.

Para el Alto Tribunal, la aprobación de la reelección del presidente Álvaro Uribe Vélez se basó y se fundó en medio de un delito por los ofrecimientos que recibió Yidis Medina.

Para el Vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, Yidis "decidió traicionar la confianza e interés colectivo a cambio de dádivas, mezquindades de los halagos y promesas burocráticas que consintió en interés particular".

Por confesar el delito de cohecho y por colaborar con las autoridades, se le rebajó la pena a la mitad y se le concedió detención domiciliaria.

Yidis Medina, es la primera condenada por la llamada Yidispolítica, que también mantiene detenidos a los excon gresistas Teodolindo Avendaño e Iván Diaz Mateus, a su vez la corte suprema de justicia aún está estudiando los casos del ministro de protección social Diego Palacio, el actual embajador en Italia y ex ministro del interior Sabas Pretelt de la Vega, el secretario de presidencia Bernardo Moreno, el ex secretario Alberto Velásquez y el ex viceministro Hernando Angarita, todos señalados por Yidis Medina de haberle ofrecido prebendas y cargos públicos a cambio de su voto a favor de la reelección en 2004.