El Consejo de Estado condenó al Ministerio de Defensa y a la Fiscalía a indemnizar a nueve personas de una misma familia por la negligencia de las autoridades en brindarles protección frente a los ataques de un vecino.

Los hechos comenzaron en 1994 cuando la familia compró un terreno ubicado en el corregimiento Palmitas, del municipio de Medellín, y al siguiente año se inició un conflicto con el vecino por los linderos de los dos predios.

Los accionantes pusieron en conocimiento de las autoridades actos de perturbación, amenazas contra su integridad personal y destrucción de sus sembrados, que los llevaron a presentar quejas policivas y denuncias penales que no surtieron efecto.

Ante la falta de solución, la familia demandó al Estado por no haber actuado de manera efectiva para detener las agresiones del vecino que, en algunos casos, llegaron hasta enfrentamientos físicos.

La Sección Tercera del Consejo de Estado estudió el caso y concluyó que las entidades demandadas no se preocuparon por brindar la protección que efectivamente las víctimas necesitaban, más allá de órdenes que no se cumplieron.

“Es imperativo resaltar el estado de indefensión al que, ante las amenazas y perturbaciones de su vecino y la falta de medidas efectivas por parte de las autoridades de Policía, se vieron sometidos los demandantes, lo que constituye una afectación al derecho fundamental a la paz, al acceso efectivo a la administración de justicia y al disfrute de su propiedad privada”, indica el fallo.

La sentencia también crítica a la Fiscalía por no tomar acciones encaminadas a que cesaran definitivamente las amenazas contra la familia, quedando en evidencia el abandono estatal.

Publicidad

El Ministerio de Defensa y la Fiscalía General tendrán que pagar más de 700 millones de pesos a la familia por la negligencia en la protección de sus derechos.