El Juzgado Primero Especializado de Bogotá condenó a nueve años de prisión a los hijos de Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, investigados como presuntos testaferros de los excapos cuando adquirieron las acciones de Drogas La Rebaja.

El despacho estableció que Jaime Rodríguez Mondragón, hijo de Gilberto; y María Fernanda y Juan Miguel Rodríguez Arbeláez, hijos de Miguel, incurrieron en el delito de receptación, legalización y ocultamiento de actividades ilegales.

Adicionalmente fueron condenados seis familiares y personas cercanas a los excapos.

Para la Fiscalía, en las empresas Drogas La Rebaja y Laboratorios Klessfor se «ocultaron para dar apariencia de legalidad a dineros que provenían de actividades ilícitas».

En el fallo se inhabilitó por nueve años a los familiares de los Rodríguez Orejuela para ejercer cargos públicos, y se les niega el beneficio de detención domiciliaria.

De acuerdo con la teoría de la Fiscalía, con la transferencia de Drogas La Rebaja y Laboratorios Klessfor se ideó una estrategia para que los Rodríguez Orejuela siguieran administrando los dineros provenientes de las actividades que adelantaba el Cartel de Cali, y así ocultar la procedencia de los activos, a través de sus familiares.

Actualmente tanto Miguel como Gilberto Rodríguez Orejuela se encuentran en Estados Unidos, tras ser extraditados por Colombia.