Pero el temblor además ocasionó un derrumbe en la carretera Bogotá-Villavicencio. Allí murieron cuatro personas. Un sobreviviente contó su terrible experiencia Un camionero se refugió debajo de su vehículo, que quedó totalmente destruido. Logró salvar su vida y ayudar a otras personas.

“Cuando yo sentí que se vino todo eso, lo primero que hice fue abril la puerta, solté el cinturón y agarré a los dos muchachos y nos metimos debajo de carro y empezó a destruirse todo.”

Así le relató a Noticia Uno Yeiner Mesa, el conductor de este camión Dodge modelo 62,  lo que él describió como el momento más horribles de su toda su vida y que por fortuna hoy puede contar.

“El derrumbe duró 2 a 3 minutos cayendo piedras a lado y lado”

Rocas que destruyeron su camión y que gracias a los bultos de papa y cebolla que transportaba rumbo a San José del Guaviare, evitaron que él y dos menores quedaran aplastados.

“Si hubiéramos venido en un automóvil no hubiéramos tenido opción de nada”

Pero esta vez la furia de la naturaleza se la dio, como también le dio  el valor de auxiliar a los  ocupantes de los otros carros que quedaron bajo las rocas.

“Yo me fui a atender a la señora del carro  gris, la ayudé a sacar 3 niños que tenía, al señor no lo pude sacar porque esta inconsciente. A los otros no los pude ayudar, estaba muy destruido.”

Ahora Yeiner sólo espera que el gobierno le preste la ayuda necesaria para comprarse otro camión que le permita seguir trabajando pues el su viejo Dodge, hoy por culpa de un temblor quedó hecho chatarra.