La Corte Suprema de Justicia negó el recurso de reposición que interpuso el abogado del senador Álvaro Uribe Vélez en contra de la decisión que ordenó el archivo de una investigación a favor del congresista Iván Cepeda por compra de testigos falsos.

La decisión causó controversia porque no solo se archivó el proceso sino que se ordenó investigar a Uribe Vélez por una supuesta manipulación de testigos para que declararan en contra de Cepeda.

Pese a los argumentos de Jaime Granados, abogado del Senador Uribe, la Sala Penal de la Corte confirmó que no existen pruebas que comprometan a Iván Cepeda con la supuesta compra de testigos falsos para vincular al expresidente con grupos armados.

De esta manera, también quedó en firme la compulsa de copias para que se investigue a Uribe Vélez por lo mismo que él denunció al congresista del Polo Democrático, es decir que pasará de denunciante a investigado.

La Corte ordenó la interceptación de teléfonos y de los resultados concluyó que, presuntamente, personas cercanas al expresidente estarían interesadas en declarar en contra de Iván Cepeda, por lo que determinó que se le investigue para determinar si tiene alguna vinculación con esos hechos.