Uno de los dos congresistas denunciados por la Fiscalía ante la Corte Suprema por presuntas relaciones con el ELN, reaccionó asegurando que podría tratarse de una retaliación por sus denuncias contra el fiscal general. Se trata del senador Alberto Castilla del partido opositor de izquierda Polo Democrático.

Le podría interesar: Tres parlamentarios tendrían que ceder sus curules a pastores cristianos